A veces, aliarse y luchar por el cumplimiento de un objetivo de forma común es mejor que afrontar las batallas solo. No obstante, esto puede acarrear unas consecuencias no deseadas por la empresa que decide hacer un co-branding. Las razones pueden ser varias, por lo que hemos decidido mostraros por qué el co-branding puede no funcionaros.

  1. Poco impacto en tu sector

El co-branding es una estrategia de marca en la que dos empresas de distintos sectores se alían para hacer una campaña en común, por distintas razones. En este caso, una de las razones es impulsar tu presencia en tu propio sector gracias a la alianza de una empresa fuerte de otro.

Sin embargo, puede darnos resultados decepcionantes, ya que puede tener mejor impacto en el sector de la empresa con la que te alías, que en el tuyo propio.

  1. Sales peor beneficiado

Es similar a la anterior razón, pero tiene diferencias importantes. Pensad que ambas empresas van a “pachas” en casi todos los gastos que genere la campaña de co-branding. Por lo tanto, se espera que se obtengan resultados similares, algo que no ocurre siempre.

De hecho, es muy concurrente el caso de que una empresa se aproveche de la fama de la otra para obtener mayor reconocimiento.

  1. Discrepancias en objetivos

Normalmente, el co-branding se usa para luchar por un objetivo común, algo que puede suponer un problema. El motivo de esto es simple: una empresa puede buscar reconocimiento, mientras que la otra quiere valor añadido; dependiendo de lo que quiera cada una, la estrategia irá por un lado o por otro.

Bajo mi punto de vista, esto no debería, necesariamente, suponer un problema, siempre que ambas empresas sepan cuál es su situación y qué esperan a cambio.

  1. Un coste que no puedes asumir

En ocasiones, las estrategias co-branding se suelen establecer entre dos empresas de distintos niveles, como, por ejemplo, Repsol y Burger King. Burger King es una empresa que tiene presencia en TODO el mundo; mientras que Repsol, sólo tiene presencia en ciertos países. Por ello, si la relación tiene que funcionar, Burger King tendrá que hacer lo siguiente:

  • Ajustarse al presupuesto de Repsol y elaborar una estrategia de co-branding menos costosa.
  • No renunciar a su proyecto de co-branding y tener dos posturas:
    • Pagar más que Repsol por el proyecto.
    • Hacerle pagar más a Repsol.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar: